miércoles, 27 de febrero de 2008

So Blue...



Del mismo modo que anoche dormí con tu figura dando vueltas en mi mente, hoy desperté, como siempre, pensando en ti… justo igual que ayer, el día antes de ayer, o el anterior a ese, y así ha sido desde que apareciste de nuevo en mi vida…

¿Será por eso que he sentido que vivo el mismo día una y otra vez? Aunque pensándolo bien, he hecho cosas distintas cada día, he estado aquí y allá siempre con diferentes personas… De cualquier manera, eso no ayuda a que pueda diferenciar si vivo un jueves o un lunes, para mi es igual.

Es igual el frío que siento en el aire a pesar del radiante sol que ha iluminado estos días despejados; es igual el vacío en el estómago que paradójicamente va acompañado de mi falta de apetito; es igual el dolor de cabeza del que he sido presa últimamente, el cual me hace sentir desencajada cuando por alguna extraña razón se desvanece; y si, también es igual a esta opresión en el pecho que hace que el aire me falte y me sea cada vez más difícil respirar… Es igual, todo es igual.

Es tan igual que no se si he vivido el mismo día cien veces o simplemente este ha sido el lunes más largo que ha existido en mi historia… Y todo se lo debo a tu ausencia.

Pasan las horas, amanece y se muy bien que no estarás ahí… Avanza el reloj y poco a poco va atardeciendo, te extraño… Sigue corriendo el tiempo, ya está oscuro otra vez y no se si pueda seguir así ¿Es de noche o de madrugada? la verdad es que me da igual… No tengo sueño, muy a pesar del profundo cansancio que llevo cargando desde hace ya varios días, me recuesto en la cama y por más que lo intente no puedo conciliar el sueño; suena el despertador, es hora de empezar de nuevo…